ImagenIntenta imaginarte el corazon como si fuera un instrumento musical.

Estan las cuerdas que tocamos habitualmente,

la de la rabia, la del dolor, la de la añoranza, la del enamoramiento.

Y por fin hay otra mas escondida y profunda que a menudo es dificil de descubrir

pero es precisamente esa es la que al vibrar hace que el sonido de todas las demas sea armoniosa y potente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s