Milan Kundera

Anuncios

El dilema de mi amiga Bernarda

La puerta entornada

BisexualidadMi amiga Bernarda en realidad no se llama Bernarda; aunque eso ahora carece de importancia. Mi amiga Bernarda es libanesa, lleva hijab y se identifica como bisexual. El hermano de mi amiga Bernarda es homosexual. Ella lo sabe aunque él no se lo haya dicho. El hermano de mi amiga Bernarda sabe que su hermana es bisexual. El lo sabe aunque ella nunca se lo haya dicho. Los padres de mi amiga Bernarda no saben nada de nada porque nunca nadie se lo ha confesado. Mi amiga Bernarda está enamorada de una mujer desde hace varios años y prometida con un hombre desde hace pocos meses. Mi amiga Bernarda quiere casarse y tener hijos, pero no quiere renunciar a su novia. Mi amiga Bernarda pretende que su novia acepte la situación. Mi amiga Bernarda me pide opinión. Le digo que si se casa, tarde o temprano, tendrá que elegir. Que…

Ver la entrada original 167 palabras más

VIDA

lobowiwor

everest

Mi camino en la vida fue siempre recto, nunca se bifurco , no aprecie la necesidad de variarlo.  Con el tiempo el horizonte no encontré y quise seguir a pie por nuevas sendas que recorrer.

Mi decisión era firme no podía retroceder , pues trepe por rocas que se podían desprender.

Entonces apareció , Mi sherpa , las nubes que cubrían el horizonte se abrieron , ya no veía el peligro bajo mis pies. No apreciaba la posibilidad de caer. Sólo quería agarrarme fuerte y emprender un nuevo camino que me alejara de los pasos pedrogosos que yo anduve.

Una nueva vida que querer.

Hoy Aún mi sherpa sigue junto a mi , aunque el dolor a veces mata y provoca desesperación , la fuerza de voluntad del corazón no puede perecer.

Mi convicción es firme y la suya también .

 

Seremos lo que siempre quisimos ser.

Dos viajeros con…

Ver la entrada original 5 palabras más

Desintoxicación

La letra pequeña crece

Hoy es el día 1, ayer sobre esta hora dije que no volería a caer y no he caído. Dicen que las primeras 24 horas son las más críticas…. y creo que las estoy llevando bien.

Si hace unas semanas aguanté sin hablar con el, puedo volver a hacerlo, lo sé, me conozco y sé que tengo suficiente fuerza de voluntad… y lo hago no porque no quiera hablar con el, porque me muero por hacerlo, sino porque sé que esto no va a ningún lado, que hablar con el me hace pasarlo mal y me pone patas arriba todo mi mundo durante unas horas, y luego volver a colocarlo todo en su sitio me cuesta días…

Se supone que si una persona se preocupa por ti, hace todo lo posible por no hacerte daño, por mostrarte que le importas más allá de todo lo malo que puedas estar pasando…

Ver la entrada original 149 palabras más