Caperucita feroz (Microrrelato)

Relatos Encallados

redridinghood


Caperucita feroz

-Lobito, ¿Por qué tienes los ojos tan grandes?

El Lobo, incrédulo, alza sus orejas al escuchar los primeros compases del “One way or another” de Blondie y contempla la erótica danza de Caperucita, que va desprendiéndose con picardía de guantes, botas y caperuza hasta quedar semidesnuda sobre la cama.

-¡Auuuuuuuuuuuu! -Aúlla el lobo mientras Caperucita coloca una venda sobre sus enormes ojos dorados.

-Lobito, ¿y por qué tienes un hocico tan grande?

-¡Auuuuuuuuuuuuuuuuu! -Aúlla el lobo excitado, olisqueando y lamiendo los pechos de Caperucita. Ésta aprovecha para encadenarlo a la cabecera de la cama y cubre sus fauces con un bozal.

-Has sido un Lobito malo, ¿recuerdas la cantidad de veces que has explicado a mi abuelita la importancia del tamaño? -Exclama Caperucita acentuando sus palabras con el uso de una fusta.

Y mientras la abuelita se afana en buscar la pista “Comanche” en el vinilo de los…

Ver la entrada original 28 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s